La sociedad ha aprendido a comunicarse a través de la pantalla, trabajar, estudiar y comprar. El 2020 forzó a todos a volcar la vida a la red y hacer cualquier tramitación -hasta comprar fruta o pan- a través de un ordenador o un móvil. El mito de que estas acciones estaban enfocadas a un público joven se evaporó y se abrió la opción a que cualquier negocio podía estar en la red y generar beneficios. ¿Es posible hacerlo para cualquier tipo de negocio? Prácticamente, sí. ¿Existen algunas pautas para que esa transformación sea efectiva? También.

Conócete y conoce a tu cliente

El proceso de implantación de un negocio digital comienza con una fase muy similar a la del negocio tradicional: ¿Quién eres? ¿Qué ofreces? ¿A quién le interesa lo que vendes? Tienes que conocerte, saber en qué fase estás y cuál es tu target. Aunque tu clientela del día a día pueda ser analógica, debes tener en cuenta que en el mundo digital también hay necesidades y debes cubrirlas. Una vez que has descubierto esto, empieza a crear tu negocio en la nube.

Ser un híbrido no es malo

El segundo paso sería establecer una estrategia digital, pero puede que prefieras seguir manteniendo tu negocio tradicional a la par del digital. No es malo, de hecho, muchas marcas lo hacen y más cuando se trata de negocios de proximidad, tiendas de alimentación o artesanales. ¿Cómo se mantiene un híbrido? Con dedicación.

Tu negocio tendrá dos vertientes y deberás estar pendiente de tu altavoz digital y también del día a día en el negocio. La gestión de todos tus clientes te será mucho más sencilla con el uso de una ERP como puede ser Sage 50 para negocios más pequeños.

Diseña tu web y posiciónala

Una vez definido tu público y teniendo claro que tu modelo de negocio es híbrido, es el momento de pensar en cómo transmitir tu mensaje en la red y, para ello, necesitarás una web. Hazla basándote en tu target y una vez diseñada y lanzada, posiciónala.

Adwords y redes sociales

¿Te interesa tener redes sociales? Sí. ¿Te interesa estar en todas? No. Estudia dónde está tu público y, según eso, decide estar en un sitio u otro. Si tu público es excesivamente joven deberás tantear redes como TikTok o Instagram, pero si lo que quieres es vender en una tienda quizá Facebook (y también Instagram) sean tu solución. Habla con los expertos, déjate asesorar.

Aquí sale a la luz todo lo relacionado con anuncios en Google, posicionamiento SEO, SEM, etc. ¿Cómo se hace? Utilizando las palabras claves para posicionar tu web y tener un buen puesto en Google. Invierte de manera moderada y analizando cada campaña. Un experto en SEM será lo mejor. ¿Y el SEO? Es orgánico así que tú mismo puedes trabajar sobre ello. Ten un blog en tu web actualizado, que use palabras adecuadas para posicionarte en tu sector y aporte valor al usuario.

Las redes sociales y el blog de tu web deben aportar contenido interesante para el cliente y así será más fácil hacer la venta.

Formación, formación y más formación

Estás a punto de entrar en un mundo nuevo para tu negocio así que es muy probable que tanto tú como tu equipo tengáis una falta de conocimientos. Es lógico y normal que los procesos estén automatizados y dar el salto digital cueste. Por eso, hay que reeducar.

Aunque sea una frase manida, es importante cambiar el chip. ¿Cómo se hace? Rodeándote de un equipo proactivo, que acepte los cambios y quiera escuchar. Porque es esencial comunicar de manera correcta todos los procesos que van a cambiar y las nuevas acciones que se van a implementar.

Beneficios de digitalizar tu negocio

  • Reconocimiento. Es más fácil que te conozcan si estás en más sitios y la red es un gran lugar en el que estar.
  • Expansión. No puedes montar un local en cada rincón, pero si puedes llegar a cada rincón con una sola web.
  • Múltiples soluciones. Para los problemas digitales hay muchas soluciones. Desde TDconsulting te invitamos a que des el paso y te unas a la transformación digital.
Abrir chat